Cómo mantenerse en Armonía para experimentar la Salud Perfecta

El tema de cómo mantenerse en armonía para experimentar la Salud Perfecta en nuestro día a día es de extrema importancia. Vamos a ver cómo se puede conseguir, cuáles son los pasos que hay que dar.

Estar en armonía

 

¿Qué es estar en armonía? Probablemente cada uno sienta y exprese la armonía a su manera particular, pero sea como sea, siempre hay algo en común. La armonía es sobre todo un estado interno, una sensación de paz interior y calma. Estar en armonía es un cielo azul, la sonrisa de un niño, la suave brisa entre las hojas de los árboles que acaricia la piel. Es una mente en silencio y un corazón repleto de amor y agradecimiento por todo lo que existe, por toda la Creación. Es la unión con el Universo, sin cuestiones ni dudas. Sentir el pulso de la Creación al unísono con los latidos del propio corazón. Es Ser Uno con el Todo. Conoces esta sensación, ¿verdad?

Puede que ya estés pensando: “Ya, esto es muy bonito pero la vida real es otra cosa…”. Sigue leyendo…

Todo en la vida se puede cultivar. ¿Por qué no sabemos estar en armonía? Porque no nos lo enseñaron. Nos enseñaron y nos programaron desde el nacimiento a estar en desarmonía, a tener miedo, a luchar por todo, a agarrarnos a las cosas… En resumen, a generar energía de infelicidad. Y aprendimos eso. Luego lo practicamos a diario por años y se volvió hábito, luego se volvió nuestro carácter. Creamos nuestra realidad según ese patrón y luego decimos “la vida es así, yo soy así…”. Bien, pues nada más lejos de la verdad. Tú no “eres así”. Y la vida es cómo tú la hagas.

Tomar conciencia

Todo lo que necesitas para empezar a cambiar tu vida es tomar conciencia de un hecho: Eres capaz de cambiar tu vida. ¿Por qué sé que esto es así? Primero, por pura lógica, y segundo, porque yo lo hice (y si yo pude hacerlo tú también puedes). En el Universo existen todas las infinitas posibilidades. Somos Creación del Universo y al mismo tiempo Creadores del Universo. Si fuimos capaces de crear lo que creamos hasta ahora en nuestras vidas, somos capaces de crear también algo diferente si así lo decidimos. Lo primero lo creamos de forma inconsciente, según la información que llevamos en nuestro ADN, según las creencias que adquirimos y lo que nos enseñaron. Ahora se trata de convertirnos en Creadores Conscientes.

Cultivar el Yo Observador

Para sobrevivir las situaciones de nuestra vida hemos ido creando máscaras, diferentes personalidades que se han ido adaptando, amoldando, simplemente para superar los momentos difíciles, para salvar el pellejo. Eso ha creado en nosotros infinidad de Yo-es: mi Yo amable, mi Yo enfadado, mi Yo arrogante, Yo miserable, Yo divertido… etc. Cada uno de ellos me ha servido en un momento determinado. Sin embargo, con el tiempo crear tantos Yo-es ha hecho que olvidemos quiénes somos debajo de tanta máscara… La buena noticia es que nacemos con un Yo Observador que es el único que debemos conservar y cultivar. Este no juzga, no pone etiquetas, sólo observa y toma conciencia. Nos ayuda a conocernos mejor. Nos ayuda a conectar con nuestra verdadera Esencia. Porque, ¿cómo podría cambiar mi vida si ni siquiera me conozco?

Cómo mantenerse en Armonía para experimentar la Salud Perfecta

Una vez aclarado lo dicho más arriba, veamos qué pasos hay que dar para mantenernos en armonía.

Recuerda que todo es energía, el cuerpo físico es energía, nuestros pensamientos y emociones son energía, y la energía es vibración con una determinada información. ¿Quieres vibrar en Armonía? Entonces cambia tu información. Para ello tendrás que procurarte una limpieza a varios niveles:

1). Limpieza física

Parece obvio, pero es importante decirlo. Tu cuerpo físico es el Templo de tu Alma. Debes aprender a mantener tu cuerpo limpio y en buena forma. Es el vehículo físico que tu alma eligió para esta encarnación. Igual que mantienes en buen estado tu coche para que te sirva por más tiempo, debes hacerlo con tu cuerpo físico.

Una buena ducha diaria elimina no sólo la suciedad física sino también muchos de los residuos energéticos que generamos o por vibración atraemos y se nos agarran al cuerpo. Igual de importante es la ropa que te pongas después de la ducha. Las prendas se empapan no sólo de sudor y olores sino también de energía, nuestra y ajena. No querrás volver a ponerte encima hoy el enfado o el disgusto de ayer, ¿verdad?

Hidratar el cuerpo es vital, somos alrededor de un 80% de agua. Sin agua el cerebro se seca y encoge, las conexiones sinápticas se colapsan y eso dificulta el funcionamiento de la mente, el aprendizaje, la comunicación y la comprensión. Sin agua las células y los órganos del cuerpo trabajan de forma mucho más dificultosa y se desgastan más rápido. El agua es vida. Si además de eso bendices el agua antes de tomarla, elevarás su vibración y la tuya.

Caminar a paso rápido, bailar o hacer algo de ejercicio cada día nos ayuda a respirar mejor, a oxigenar el cerebro y la sangre. Un cerebro bien oxigenado es capaz de dirigir de forma más lúcida la mente y el funcionamiento de todo el organismo. Una sangre bien oxigenada hace que los órganos se regeneren mejor, hagan sus funciones de forma más eficiente y así elevar el nivel energético de todo el cuerpo.

Limpiar la casa, ordenar los cajones y los armarios, tirar o regalar todo aquello que no necesitas, tiene un efecto muy potente de limpieza  física y energética. Tu casa es el Templo de tu Cuerpo. La suciedad y el desorden crean energía de baja vibración, estancada, que inevitablemente te afecta ya que vives ahí. Acumular ropa o trastos viejos tiene un efecto negativo a nivel subconsciente: te hace agarrarte al pasado, no saber soltar, en definitiva, bloquea tu avanzar en la vida. A nivel biológico lleva al estreñimiento – la incapacidad de eliminar los residuos físicos. Así que, regala o tira lo que no necesitas, déjalo ir, suéltalo, abre espacio para que entre algo nuevo en tu vida. Permite que la energía fluya libremente. Ordenar la casa, la ropa en los armarios, las cosas en los cajones, ayuda a poner orden y claridad en la mente. Para estar más lúcido mantén el orden físico en tu casa.

Otro punto muy importante es la alimentación. Eres lo que comes. Este tema se merece un post entero que publicaré en breve. Recuerda que la comida es energía que vibra de determinada manera. Todo aquello que creció recibiendo la luz del sol tiene una vibración más elevada. Todo alimento que recibió amor y fue bendecido en el proceso de preparación tiene una vibración más elevada. Sin embargo, la carne de un animal que ha sido sacrificado de forma violenta lleva información de violencia y sufrimiento, y es lo que absorbemos al comerlo. Una comida preparada por una persona enfadada o triste lleva información de enfado o tristeza. Una comida llena de conservantes, colorantes y productos genéticamente modificados afecta de manera destructiva a nuestro ADN. Si puedes, elige siempre alimentos frescos y ecológicos. Y siempre, siempre bendice tu comida.

2). Limpieza mental

Hemos hablado mucho sobre la importancia de nuestros pensamientos y cómo esos afectan a lo que creamos en nuestra realidad. Puedes volver a leer el post Tus pensamientos construyen tu Realidad.

Reeducar la mente es fundamental. Una mente mal educada es como un caballo salvaje desbocado. Nos arrastra a donde quiera, nos mantiene en bucle cuando tenemos una situación conflictiva. El mejor método que conozco para reeducar la mente es el curso de Control Mental que anuncio en mi web. Puedes hacerlo de forma presencial en Madrid o por Skype. A mi me cambió la vida hace muchos años. Mejor dicho, me salvó la vida. Es un método de aplicación muy simple con un efecto muy potente a nivel inconsciente.

Otro método es la meditación o, dicho de otra manera, el mindfulness. Puede que pensaras que se tratara de cosas diferentes. Son dos palabras que se refieren a lo mismo: tratar de calmar la mente, dejarla en silencio, darle un descanso de tanto pensamiento. El ser humano ha olvidado que todo en el Universo es cíclico, tiene momentos de actividad y momentos de descanso. La mente, igual que todo lo demás, necesita tener momentos de calma. Si quieres ver la vida con más claridad, dale descanso a tu mente. Aprende a desconectar.

Mantener una higiene mental es tremendamente importante si quieres cambiar tu realidad. Empieza por abandonar viejos hábitos: hablar mal de los demás, criticar al gobierno, a tu jefe, a tus colegas. Son hábitos tóxicos. Te envenenan. Cambia el enfoque en tu vida. ¿Quieres una vida de armonía? No pongas tu atención en lo que no funciona, en lo erróneo, en lo negativo. Donde pones tu atención pones tu energía, y donde pones tu energía es lo que creas. Enfócate en lo bello de la vida, en la armonía, en el amor. Donde otro critica tú di algo positivo. O simplemente aléjate de las conversaciones tóxicas, ignóralas. Empieza a fijarte en el lado bueno de las personas, de las situaciones, de la vida. Si la vida te pone a prueba, en un aprieto, en vez de quejarte y sentirte víctima pregúntate ¿qué bueno puedo aprender de esta situación? ¿Qué lección trata de enseñarme la Vida?

Otro punto de suma importancia es seleccionar la información que recibes. Desayunar con el telediario y acostarte con el telediario es ingerir veneno a grandes dosis… a diario. Lo que ves en la tele, lo que lees, lo que comentas con los demás, lo que ves y lo que escuchas, te hace vibrar bajo o alto según lo que “consumas” como información. ¿Te tomarías cada mañana un batido con arsénico sabiendo que eso te está matando? Probablemente no. Entonces, ¿por qué a la hora de comer te pones el telediario para ver y escuchar sobre muerte, violencia y todo tipo de atrocidades? Por muy ecológica que fuera tu comida la acabas convirtiendo en veneno. Lo mismo ocurre cuando a la hora de comer te pones a despotricar, criticar, quejarte o discutir.

Aprende a seleccionar la información que ingieres, es energía de una vibración determinada. Si eliges ver películas de violencia, guerra, asesinatos, si eliges ver las “noticias” que no son otra cosa que manipulación sensacionalista, si ves y escuchas programas sin ningún valor humano, no sólo bajas tus vibraciones, sino que erosionas tu alma. Te programas en negativo, le das más poder a esa realidad, la alimentas con tu propia energía. Sin embargo, si eliges ver películas o leer libros que empoderan a la persona, que le recuerdan los valores fundamentales, si expresas agradecimiento por todo y valoras a los demás, si les ayudas a empoderarse, si escuchas música clásica o si te dedicas a pintar, tocar un instrumento, reír y jugar con tus hijos y nietos, entonces estás creando otra realidad. Estás generando armonía.

Revisa tus creencias. Cuando en un momento determinado de tu vida elegiste creer en algo, es decir, aceptar algo como verdad, fue porque te aportaba algo positivo. Sin embargo, con el tiempo muchas creencias se vuelven nefastas para nosotros y es preciso liberarnos de ellas. Haz una lista de creencias y cuestiónalas. Verás que muchas de ellas resultarán ya inútiles si no perjudiciales para ti. Una creencia que se ha quedado obsoleta lo que hace es bloquearte.

3). Limpieza emocional

En la Tierra tenemos un abanico muy amplio de emociones. No en todos los mundos del Universo es así. Por eso las almas viajeras hacen cola para encarnar en este planeta azul. Es una escuela superior. Haber vivido aquí es como haberte sacado un Máster de aprendizaje acelerado. Y eso se debe a la cualidad que se nos otorga aquí – ser capaces de experimentar todo tipo de emociones, de lo más bello como el Amor incondicional, a lo más atroz… A lo largo de la vida aprendemos a pasar por todas ellas. Sin embargo, el gran aprendizaje consiste en encontrar el camino del medio. Lo enseñó Buda. Aprender a estar emocionalmente equilibrados puede ser la tarea de una vida entera.

Aprende a relativizar lo que vives. Las cosas por si solas no tienen importancia. Las cosas son. Si tienen o no tienen importancia lo decides tú. Si uno te insulta tienes dos opciones. Puedes elegir ofenderte y estar horas y días dando vueltas sobre qué le has hecho para que te trate mal, qué injusto es, qué malvado es, etc. O puedes elegir que no te afecte, quedarte en tu centro, en tu paz interior e incluso elegir sentir compasión por la otra persona. Porque si te paras a pensar… ¿qué sufrimiento debe llevar esa persona para hacer lo que ha hecho? Eso te dará paz. Ser capaz de ponerte en los zapatos del otro te da comprensión y hace posible la compasión. Cuando sientes compasión estás en paz, estás en armonía contigo mismo y con el Universo. La elección es tuya.

Aun cuando no lo consigues a la primera no te desanimes. Sigue practicando el dejar ir. ¿Te arrolla una sensación de tristeza? Permítete sentirla un rato, trata de descubrir qué la ha generado y luego déjala pasar. ¿Te invade emoción de rabia? Siéntela, obsérvala, busca el pensamiento que te llevó a ella, exteriorízala (mejor sin llevarte a nadie por delante) y déjala ir. Y así con toda emoción. Aprende a identificar qué pensamiento te generó esa emoción. De esa manera serás capaz de modificar esa forma de pensar, ese patrón que probablemente llevas años repitiendo. Toda enfermedad física o mental está provocada por una emoción mal gestionada, bloqueada, no expresada.

No te identifiques con tus emociones, ellas no son tú. Igual que tus pensamientos no son tú. Sólo son algo que tú generas y de lo que puedes desprenderte, si así lo deseas. Piensa en qué te gusta hacer, qué te hace feliz. Nuestra mente es inocente, como un niño pequeño. Acuérdate de lo fácil que es distraer a un niño llorando diciéndole ¿quieres que pintemos unas flores?, ¿jugamos a ese juego que tanto te gusta?… Prueba a hacerlo y verás lo simple y efectivo que resulta.

4). Limpieza energética

El Ser Humano es un Ser Holístico. Un cuerpo limpio y una casa ordenada ayudan a tener unos pensamientos más luminosos y una mayor lucidez mental. Una mente en calma y bien educada (para servirte a ti y no tú a ella) genera emociones armónicas. Todo está relacionado con todo.

Somos Creadores de nuestra vida y generadores de pensamientos y sentimientos. Somos transformadores de energía, 24 horas al día y 365 días al año. La energía no se crea y no se destruye. Tan sólo se transforma. Nosotros somos los que la transformamos, le damos otra cualidad, otra vibración, con todo lo que pensamos, sentimos, hacemos y decimos. Somos los máximos responsables de nuestro propio Universo personal. Si queremos crear un Universo personal desarmónico, lleno de conflictos y desgracias, somos libres de hacerlo. Y si por el contrario queremos crear un Universo personal armónico, lleno de amor, paz, plenitud y abundancia, somos libres de hacerlo. Somos creadores y Tenemos elección a la hora de crear.

Lo primero es mantener tu hogar energéticamente limpio. Que sea un hogar limpio, ventilado, ordenado. Un sitio donde reina el amor y la colaboración con los miembros de la familia. No te lleves los problemas del trabajo a casa, déjalos fuera antes de entrar. Evita las discusiones y las peleas, evita las quejas y reproches, y si puedes… tira la tele, realmente no la necesitas. Pon sonar en tu casa música clásica, mantras o música relajante a diario. Limpian la energía y elevan las vibraciones. Puedes poner algún incienso de vez en cuando, del aroma que te guste y te haga sentir bien. Mejor evitar los ambientadores sintéticos. Cuida plantas en tu casa. Son seres vivos que te ayudarán a mantener el nivel energético de la casa alto.

Ten mascotas en casa. Los gatos por ejemplo son seres muy especiales. Son seres multidimensionales, que nos ayudan a sanar aspectos negativos nuestros en el astral. También nos avisan si hay entes negativos rondando por la casa o puntos telúricos nocivos para nosotros.

Cuídate energéticamente a ti mismo.  La alimentación consciente, la limpieza física y el deporte te proporcionan un nivel energético más alto. Te cansarás menos y tus ánimos estarán más altos. Como ya hemos dicho antes, la limpieza mental y emocional te proporcionarán el equilibrio necesario y la sensación de plenitud, bienestar y armonía.

El consumo de drogas, incluido el tabaco, baja mucho las vibraciones, rompe las protecciones energéticas naturales del cuerpo y hace posible que se nos peguen energías o entes negativos, y facilitan el desarrollo de enfermedades. El abuso del alcohol tampoco es recomendable. Escuchar música heavy metal o reguetón resulta muy perjudicial para las personas. La primera crea en nuestras células estructuras muy dañinas, y la segunda actúa sobre el centro sexual de las personas activando en ellos instintos básicos bajos.

Evita estar en lugares de bajo nivel vibracional como discotecas, bares nocturnos o incluso las viviendas de algunas personas. Evita sitios donde se consumen alcohol, drogas, tabaco. Y si te es imposible evitar esos sitios, al menos trata de estar ahí no más de 1 o 2 horas. Tu cuerpo lo sabe, sólo tienes que aprender a escucharlo. Si entras en un lugar y empiezas a sentirte incómodo, irritable, inquieto, con ansiedad o preocupación sin razón aparente, sal de ahí cuanto antes. Si ese lugar resulta ser tu lugar de trabajo y por ahora no puedes cambiarlo, pide ayuda. Te es imprescindible aprender a estar ahí. Para poder ayudarte necesitaré estudiar tu caso concreto.

Pasea en la naturaleza, entre árboles. Estos seres tan bondadosos nos limpian energéticamente con tan sólo estar cerca de ellos. Busca su compañía siempre que puedas. Abraza un árbol por unos minutos y luego apoya la espalda en su tronco. Pídele que descargue de ti toda la energía desarmónica y que te ayude a subir tus vibraciones. Él lo hará encantando.

Límpiate energéticamente visualizando colores. Los colores no son otra cosa que energía, luz con una determinada longitud de onda, es decir, una determinada vibración. El color violeta se usa para limpiar, arrasa con toda energía negativa. El plateado además de limpiar sirve para desinfectar. El color rosa sube los ánimos. El verde esmeralda es sanador. Si tienes un órgano enfermo visualiza que le envías un rayo de luz verde esmeralda. El rojo aporta más energía. El dorado hace brillar más tu aura y hace que los demás quieran estar más cerca de ti, que te vean más exitoso. El azul celeste te da más determinación y poder para conseguir tus objetivos.

5). Limpieza espiritual

Aléjate de mensajes tremendistas y apocalípticos. Sólo te generan miedo y frustración. No te aportan nada positivo. No busques gurús, no sigas maestros. Ya pasó la época de caminar detrás de otros. La era de Acuario precisa de personas que encuentran a su guía interior, y que siguen a su propia luz y la verdad de su corazón.

Aun así, si eliges seguir a otro, no te creas a pies juntillas todo lo que te dice. Aprende a discernir y quedarte sólo con la parte del mensaje que te hace sentir bien, que te sirve para avanzar y vivir mejor. Aprende a escuchar con el corazón. Él siempre sabe lo que es mejor para ti.

Si un “maestro” te habla de amor, pero no transpira amor por sus poros, si te habla de que seas coherente, pero él mismo no lo es, si te dice que tienes que abrir tu corazón, pero al mismo tiempo te enseña a protegerte de todo y de todos, y te mete miedo en el cuerpo, es que es un “falso profeta”, aléjate de él. Aprende de él lo que necesites y vete.

Todo aquel que te habla de “salvarte” lo que realmente quiere es tener el poder sobre ti, quiere que dependas de él. Un buen maestro te ayuda a descubrir tu propio poder y a desarrollar tus propias capacidades, no trata de quitártelos ni de dominarte, te enseña a caminar solo. Sé inteligente y selectivo a la hora de leer libros de temática espiritual, a la hora de escuchar a un guía espiritual. No importa cuál sea tu fe o tu religión. Pregúntate si esta te empodera, si te ayuda a vivir más ligero, si te aporta paz interior. Y escucha la respuesta de tu corazón.

Experimentar la Salud Perfecta

Cuanto más practiques estos pasos que te he mostrado más en armonía vas a estar. Cuanta más armonía generes en ti más saludable y pleno te sentirás. Al elevar tu vibración empezarás a atraer a tu vida personas y sucesos más armónicos. Atraerás más abundancia en todos los sentidos. Fluirás más con la Vida y te será más fácil conseguir lo que te propongas. Experimentarás la Salud Perfecta que no es más que armonía en todos los aspectos de tu vida: física, mental, emocional, energética y espiritual. La Salud Perfecta es ser consciente de que eres uno con el Todo, sentirte uno con el Todo, Ser Uno con el Todo.

Sé que has experimentado esto por algunos momentos en tu vida. Ahora tienes la posibilidad de elegir conscientemente convertir esos momentos en tu forma de vivir. ¡Puedes conseguirlo!

¿Quieres que este mundo sea un lugar mejor para todos? Conviértete en un Generador de Armonía. Está en tu mano.

Luz, Paz y Amor

Me encantaría conocer tu opinión y comentarios sobre este tema, y si te gusta compártelo.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018

One thought on “Cómo mantenerse en Armonía para experimentar la Salud Perfecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.