¿Qué es Recodificar tu Realidad?

Hace unos días alguien que visitó mi web me escribió para preguntarme sobre el significado del nombre de mi web. Y otra vez caí en la cuenta de que lo que es evidente para uno no lo es para otro. La persona me comentó: “ya sé en qué consiste la Decodificación, pero ¿qué es la Recodificación? ¿Qué es Recodificar tu Realidad?”

Bien, pues trataré de explicarlo. Veremos lo que es cada cosa.

 

¿Qué es la Decodificación?

En más de una ocasión he ido explicando que en este Universo todo es energía y la energía es información. La información por su parte está formada por códigos. Nosotros como seres estamos formados por energía – información – códigos, igual que todo lo creado. Cuando hablamos de decodificar algo o a alguien quiere decir que nos disponemos a leer esos códigos, esa información. Si conoces las palabras de un idioma puedes leer ese idioma, puedes decodificarlo.

Cada persona es un cúmulo de códigos, que es energía con una determinada vibración. Por ello, nada de lo que nos ocurre es casualidad. Es un hecho científicamente probado (los místicos de todas las enseñanzas lo conocen desde hace milenios). ¿Cómo es eso? Muy simple. Si en mi conjunto hay un código determinado, vamos a llamarlo “triángulo”, yo voy a vibrar en “triángulo”. Por esa misma razón y según la Ley de la Atracción, voy a atraer a mi vida personas y sucesos que vibren en “triángulo”. Si tengo otro código que es “círculo” voy a vibrar en “círculo” y voy a atraer “círculo”. Sin embargo, si en mi información no existe el código “cuadrado” jamás me cruzaré con gente o sucesos “cuadrado”. Y si eso ocurriera lo más probable es que ni me de cuenta. No me afectará en absoluto. Ahora, cambia la palabra “triángulo” por cualquier cosa que se te ocurra en la vida y verás que funciona.

 

¿Cómo decodificamos?

Observando. Decodificamos leyendo los códigos. Basta con observar qué personas hay en mi entorno próximo, en mi familia y amistades, en mi colectivo de trabajo o qué hechos hay en mi vida. Los códigos que tenemos y nos hacen felices, genial, los disfrutamos y punto. Sin embargo, los códigos que nos dificultan la vida, que nos hacen sufrir, que crean desarmonía en nosotros, esos son los que debemos buscar, “pescar” y observar. Y cuando digo observar me refiero a observar sin emociones y sin juicio, como alguien imparcial.

 

¿Cómo funciona la Decodificación?

Es muy simple. Al darnos cuenta de algo, al decodificar un código, lo que ocurre es que este pasa de la zona inconsciente a la zona consciente, se libera. Nuestro inconsciente tiene esa capacidad de liberar información, y así nos podemos liberar nosotros también de información que llevamos. Aquí te recomiendo que vuelvas a leer mi post Que es el inconsciente y como funciona, donde se dan más explicaciones sobre este mecanismo.

 

¿Funciona siempre la Decodificación?

Si hablamos de decodificar como leer la información, sí, si el especialista que lo hace es hábil. Si hablamos de conseguir transmutar los códigos leídos, lamentablemente la respuesta es no. No siempre. Muchas veces funciona, tan sólo con saber de quién he heredado determinados códigos (por ejemplo, programa de no tener hijos = gran sufrimiento de ser mujer y madre de alguna abuela o bisabuela) y los hechos vividos por aquella persona. Mi inconsciente pasa la información al consciente, este la comprende y con la comprensión la transmuta. La mujer entonces puede tener hijos físicamente. O puede que siga sin tener hijos, pero en su interior se produce un cambio profundo en su percepción sobre el tema. Deja de sentirse “defectuosa” como mujer, o culpable por no ser capaz de darle un hijo a su pareja, o avergonzada por ser diferente de otras mujeres, etc. Siempre es muy personal.

Otras veces decodificar no es suficiente. Hay muchas razones por las que puedo conocer unos códigos que traigo y aun así no conseguir transmutarlos. ¿Por qué? Porque somos un ente demasiado complejo, somos seres multidimensionales, con miles de existencias paralelas, con entramados de vidas complejísimos que se afectan e influyen unos a otros. Es como saber leer un libro, porque conoces el significado de las palabras por si solas, pero no comprender sobre qué trata el libro, lo que realmente quiere decir. Supongo que todo el mundo sabrá leer un manual de cirugía en castellano, pero no por ello será capaz de operar a una persona, ¿verdad?

 

¿Si no me funciona la Decodificación significa que no hay nada que hacer?

No. No todo está perdido. Hay otras cosas que se pueden hacer y una de ellas es la Recodificación. Digamos que la Decodificación no deja de ser la parte inicial del proceso de cambio. Yo leo la información, se la ofrezco a mi inconsciente y él decide qué hacer con ella. Si es el momento adecuado para mí se la pasa a mi consciente y este, según mi nivel de conciencia hará lo que pueda con ella. Siempre en concordancia con el Plan de Vida de mi alma. No olvidemos que existe un Plan Mayor para cada uno de nosotros, que nosotros mismos en una dimensión superior hemos trazado antes de encarnar.

 

¿Qué es entonces la Recodificación?

Es ir más allá, ir más profundo. Es modificar los códigos de la persona a nivel de ADN. Se da una nueva información a sus células, se sustituyen códigos viejos por otros nuevos. El resultado es un cambio interno muy sutil, un cambio vibratorio, que proporcionará una nueva “nota” a su existencia y su vida completa cambiará. Al empezar a vibrar de otra manera empezará a atraer personas y sucesos diferentes, empezarán a darse situaciones nuevas y diferentes. El ritmo del proceso de cambio será personal, pero inevitablemente ocurrirá. El proceso que se vive es maravilloso ya que se suceden tomas de conciencia una tras otra y la persona percibe sus propios cambios de percepción de la vida (se Ve a sí misma), lo que conlleva cambios del sentir, del actuar, del reevaluar lo importante en la vida, aparte de todas las modificaciones a nivel físico y material.

 

¿Cuándo es posible la Recodificación?

Es posible bajo unas condiciones.

  1. El primer paso es la Decodificación, conocer los propios códigos. Claro está que eso es tarea de toda una vida. Empecemos por lo que más nos perturba o lo que más nos apremia y vayamos paso por paso. Puedes hacerlo solo pero mucho mejor si cuentas con la ayuda de un especialista.
  2. Después se necesita una profunda comprensión de la propia información heredada y una profunda aceptación de los procesos que se viven. Se necesita una profunda comprensión del mecanismo de la Existencia en si en este Universo.
  3. Se necesita, además, la determinación honesta de la propia persona a dar el paso, a cambiar profundamente, soltar lo viejo y aceptar lo nuevo. Y esa determinación no vendrá del ego que enseguida dice: “ay sí, quiero cambiar”, pero luego se inventa mil razones para no hacerlo y activa mil miedos falsos para autoboicotear el proceso. No. La determinación vendrá del corazón, vendrá de la Esencia del Ser. Y esa misma Esencia es la que dará el permiso para que dicha Recodificación tenga lugar.
  4. No basta con que tengas ganas de cambiar, no basta con que me pidas ayuda, tiene que haber una concordancia con tu propio Plan Mayor para que ello ocurra. Si lo que deseas está alineado con tu Bien Mayor, con tu crecimiento, si es algo armónico para ti y los que te rodean y te va a elevar, si va a ayudarte a crecer en conciencia, entonces sí, se dará.

 

¿Qué ocurre si quiero un cambio y ese no se da?

Como sé que me vais a preguntar eso, ya me adelanto a contestar. Si quiero que en mi vida se produzca un cambio y eso no ocurre puede haber distintos motivos.

Por un lado, es posible que lo que estoy pidiendo no sea lo mejor para mí, visto evidentemente desde una perspectiva mayor, no humana. Puede que morir de una enfermedad grave o en un “accidente” de tráfico parezca algo terrible desde el punto de vista humano, pero que a través de esa muerte el cuerpo sea capaz de transmutar códigos que el consciente no pudo. Entonces visto desde la perspectiva mayor esa opción era la mejor para la persona, evitándole así volver a reencarnar varias veces más tratando de solucionar el mismo problema.

Otra opción es cuando se pide un cambio para el que no se tiene el mérito en este momento o simplemente no se está preparado. Es como el niño pequeño que pide manejar un coche. No está preparado para ello. El niño no lo ve, pero el padre sí, entonces se lo niega. Nuestro Yo Superior siempre sabe qué es lo mejor para nosotros y admite aquello para lo que estamos preparados en este preciso momento o merecemos por habernos preparado para ello en vidas anteriores y en esta.

 

La clave

Si pides algo y no se consigue según tus deseos, reflexiona sobre ello. Cambia la perspectiva de observación. Trata de tener una mejor y más profunda comprensión sobre tu vida. Conócete mejor. Ámate más. Sólo así sabrás dónde te equivocas al pedir.

Sólo así podrás alinearte mejor con tu Esencia. De esa manera aceptarás los hechos de tu vida como un regalo de la Vida. No juzgarás, aceptarás y aprenderás de ello.

Lo que hay que pedir en la vida no es dinero ni éxito, y ni siquiera salud. Lo que hay que pedir es Comprensión y Sabiduría. Y con mucha paciencia y mucho amor hacia nosotros mismos seguir caminando y experimentando por este Universo que nos ofrece todas sus maravillas, sólo hay que tener “ojos para ver y oídos para escuchar”.

Luz, Paz y Amor

Recodificar tu Realidad

Me encantaría conocer tu opinión y comentarios sobre este tema. Si te ha gustado compártelo

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.